Política

Aparte de mi trabajo como abogado, durante los últimos años, he dedicado parte importante de mis esfuerzos a la política.
Habiendo sido una pasión desde la Universidad, por años hice mi vida como un militante más bien pasivo, observador y comentarista, participando en grupos de reflexión y otras actividades, pero alejado del ejercicio cotidiano del gobierno y los asuntos electorales.
En 2011, sin embargo, decidí ser candidato a Concejal por Providencia, en un período que se vio marcado por un auge de la participación política de los vecinos, ante la oportunidad que se percibía de que era posible, poniéndose de acuerdo, derrotar al alcalde que a esa época llevaba 15 años en el poder, y que era fuertemente por su gestión autoritaria y vínculos con la dictadura.
En 2012 me fue bien en la elección, y creo haber cumplido una buena gestión en los 4 años en la Municipalidad, en el período de la alcaldesa Josefa Errázuriz.

Desde 2014 trabajé, además, en el gobierno, como Jefe de Asesores en los Ministerios de Defensa y de Interior, experiencia que me permitió participar mucho más a fondo en la política cotidiana, y en la que aprendí muchísimo, tanto en la dirección de un equipo de profesionales talentosos, de distintas disciplinas; como en el funcionamiento del gobierno, sus ritmos y formas.

En 2017 fui nuevamente candidato, esta vez a diputado, y me fue mal. Fue una bonita experiencia, de mucho aprendizaje, y que me permitió mostrar propuestas y formas de hacer las cosas que, si bien no me llevaron a un éxito electoral, creo me abrieron puertas para poder plantear temas relevantes.

Parte de estas cosas, algunas de fondo, y otras de campaña, se encuentran en esta parte, con columnas, debates, entrevistas y vídeos.